¿Cómo usamos realmente la Web?

Ojear, ser suficiente y arreglárselas

No leemos las páginas; las hojeamos.

¿Por qué?

  • Normalmente tenemos prisa.
  • Sabemos que ho hay que leerlo todo.
  • Somos buenos en ello.

No tomamos decisiones óptimas. Nos es suficiente.

En el diseño de las páginas tendemos a contar con que el usuario hojea una página, considera opciones disponibles y elige la mejor.

No obstante, en realidad, la mayor parte de las veces no seleccionamos la mejor opción; nos quedamos con la primera más razonable, estrategia que se conoce como satisficing.

¿Por qué?

  • Normalmente tenemos prisa.
  • Las consecuencias por el error cometido no son importantes.
  • El sopesar distintas opciones no garantiza la mejora de nuestras oportunidades.
  • Adivinar es más divertido.

No averiguamos el funcionamiento de las cosas. Nos las arreglamos.

Son muy pocas las personas que, ante cualquier aparato tecnológico, se toman un tiempo para leer las instrucciones. Por el contrario, seguimos adelante, nos las arreglamos, nos inventamos nuestras propias historias, vagamente verosímiles de lo que hacemos y del por qué de su funcionamiento.

¿Por qué?

  • No nos importa.
  • Si damos con algo que funciona, seguimos con ello.

 

[1] Krug, S. No me hagas pensar. Prentice Hall.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: